Your address will show here +12 34 56 78
Language Learning
(Tiempo de lectura 2 minutos)

A veces en los intercambios de idiomas salen temas de conversación muy profundos, conversaciones de esas que te enganchan y te hacen admirar a las personas con las que hablas. Otras veces contamos anécdotas divertidas que nos hacen reir a carcajadas. Y, en los mejores días, se combinan los dos tipos de conversaciones.

Uno de esos días, hablábamos de las diferencias culturales. Stella, de Brasil, contaba que de muy joven se fue a visitar a una amiga por carta a Finlandia. Era su primer gran viaje y estaba muy nerviosa. Al llegar al aeropuerto de destino y ver a su amiga, Stella se le lanzó encima para abrazarla y decirle lo mucho que se alegraba de verla, pero su amiga no reaccionó igual, allí no es normal abrazarse tan eufóricamente en un lugar público, así que más bien se sintió muy incómoda.

A mí me pasó algo similar, después de unas largas vacaciones de tres meses por Argentina, volví a Noruega, donde vivía y trabajaba. Allí, al ver a mi manager, me acerqué para darle dos besos y saludarle alegremente. El pobre hombre no pudo hacerme la cobra porque tenía una pared detrás, pero se puso tenso y recto como un palo en su intento de escape fallido. En ese momento me di cuenta de que había vuelto a Noruega y que debía comportarme diferente.

Stella y yo coincidimos en que tenemos diferentes personalidades según el idioma que hablamos, debido a la cultura con la que lo relacionamos. Es importante observar siempre antes de actuar, especialmente cuando te encuentras en otro país, ya que en cada lugar hay una cultura diferente y lo que para ti es una muestra de afecto, puede ser todo lo contrario en otra parte del planeta.

Hoy he querido hablaros de Stella porque ella, junto con Stephen, de Estados Unidos, están coorganizando los intercambios de idiomas virtuales de los viernes, dado que yo estoy en los eventos presenciales. Por lo que, ahora, nuestro Bar Online funciona los martes y viernes de 19 a 21h.

Si tú también quieres aprender de otras culturas y, al mismo tiempo, mejorar tus idiomas, ven a practicarlos con nativos mientras tomas algo, solo tienes que seguir este enlace y elegir el día que te venga mejor.

Y tú, ¿tienes anécdotas divertidas relacionadas con las diferencias culturales? Compárte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de Idiomas semanales en bares, en los Intercambios de idiomas ONLINE, en el Sailing & Language Exchange del domingo 27 de junio, en el Brunch & Language Exchange también el 27 de junio o el Paella & Language Exchange del sábado 3 de julio. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning
(Tiempo de lectura 2 minutos)

El mes pasado estuve estudiando sueco en Suecia, fue un curso intensivo de 4 semanas del nivel B1 y aprendí muchísimo. Para no perder lo aprendido, me propuse practicarlo semanalmente, el problema es que desde la pandemia, no han venido suecos a los intercambios de idiomas, como solían hacer antes… Así que decidí publicar un post en el grupo de Suecos en Barcelona. Tuve algunas respuestas, aunque solo se concretó un encuentro con uno de ellos, Johan, dos semanas después de mi retorno.

Al empezar a hablar en sueco, me di cuenta de que en dos semanas había olvidado muchísimas palabras y había perdido fluidez. Cuando me lamenté por no recordar algunas palabras básicas y tardar en formar las frases, Johan me dijo que mi conocimiento de la gramática era mucho mejor que el de su mujer, por ejemplo, que lleva un montón de años viviendo allí.

Aprender la gramática no te hace hablar con fluidez, aunque sí correctamente. La única manera de hablar un idioma fluidamente es prácticándolo y hablándolo regularmente, a poder ser cada día.

Como muchas veces no es posible hablarlo con otras personas, lo que yo hago es hablarlo conmigo misma; por ejemplo cuando voy a hacer la compra, hago la lista en sueco e intento hablar mentalmente en sueco antes de hablar con el dependiente. También cuento en sueco y voy comentando todo lo que voy haciendo («he puesto un paquete de arroz y tres latas de atún en la cesta» en sueco obviamente). 

Puede parecer tonto hablar con uno mismo, pero es muy efectivo y más tonto es perder un idioma al que le has dedicado muchas horas de aprendizaje. 

Cuanto más se practica un idioma (hablar, escuchar, escribir y leer) más rápidamente se empiza a pensar en ese idioma y, al dejar de traducir todo en tu mente antes de poder hablar, se consigue hablar fluidamente.

Si tú también quieres hablar con fluidez en otro idioma, ven a practicarlo con nativos mientras tomas algo, solo tienes que seguir este enlace y elegir el día que te venga mejor.

Y tú, ¿sientes que pierdes tus idiomas en lugar de mejorarlos? Compárte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de Idiomas semanales en bares, en los Intercambios de idiomas ONLINE, en el Sailing & Language Exchange del domingo 27 de junio, en el Brunch & Language Exchange también el 27 de junio… Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning
Hoy quiero hablarte de Mark, un canadiense que se conecta regularmente a los intercambios de idiomas online para practicar español e italiano. A él y a su mujer les encanta viajar a países cálidos en invierno, por eso ha estudiado español durante 5 años. Empezó a practicar online durante la pandemia, y decidió lanzarse y probar con el italiano también. Ahora lleva un año practicando italiano sin haberlo estudiado nunca y su fluidez no dista mucho de la que tiene en castellano. ¿Crees que es imprescindible estudiar para hablar un idioma fluidamente? 

En la época en que viví en Italia, conocí a otra chica de Barcelona que había llegado dos años antes que yo. Ella no había estudiado nunca italiano y, aún así, lo hablaba fluidamente. Sin embargo, cometía bastantes errores por influencia tanto del catalán como del castellano. Por el contrario, yo pasé mis 3 primeros meses en Florencia estudiando italiano, era un curso intensivo que seguía el método comunicativo (lo que implica hablar desde el primer día). Siempre he sido un poco «tocapelotas» en cuanto al uso de los idiomas y, aunque ella no lo supiera, no podía evitar corregirla mentalmente cada vez que decía algo incorrectamente. 

Volviendo a Mark, en su caso, solo necesita hablar lo suficiente para comunicarse en sus viajes, lo cual ya puede hacer tanto en castellano como en italiano. Personalmente me gusta hablar los idiomas perfectamente, por ello prefiero estudiarlos, además de practicarlos hasta dominarlos (pero imagino que eso me hace una friki de los idiomas). Por lo que antes de estudiar un idioma, quizá deberíamos preguntarnos cuál es nuestro objetivo al aprender ese idioma y cuáles son nuestras autoexigencias. 

En cualquier caso la práctica es imprescindible. Y ahora tienes la opción de practicarlos tanto online como en persona, en nuestros intercambios de idiomas semanales y gratuitos.

Sigue este enlace para ver los próximos encuentros.

Y tú, ¿prefieres estudiar o aprender practicando? Comparte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, en los Eventos Presenciales Semanales o en el Brunch & Language Exchange del domingo 30 de mayo. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Barcelona Tips, Language Learning
Hace unas semanas, en el Brunch & Language Exchange, salió el típico tópico de que en Barcelona solo se habla catalán

Eso me hizo recordar a un chico estadounidense que por amor cruzó el charco y se mudó a un pueblo de Lleida. Allí todos hablaban únicamente catalán, así que ese fue el idioma que aprendió. Pero pasados unos años, él y su novia rompieron, por lo que decidió mudarse a Barcelona, pensando que una ciudad grande siempre ofrece más oportunidades. Su sorpresa fue, cuando al llegar a la Ciudad Condal, se encontró con que casi nadie hablaba catalán; por lo que, sin hablar castellano, se le limitaban las opciones para encontrar trabajo.

Cuando alguien saca este tópico, suelo preguntar: ¿Dónde? ¿En qué parte de Barcelona sólo se habla catalán?
Luego, suele resultar que no se trata de la ciudad, sino de algún pueblo de Cataluña. Lo cual tiene una explicación tan sencilla como que si en los pueblos no suelen hablar el castellano es porque no lo necesitan para su día a día. Eso no significa que no lo entiendan, simplemente que no lo practican a diario, por ello no tienen fluidez y no se sienten cómodos hablándolo.

Yo lo comparo con el inglés. Es un idioma que hemos estudiado durante años en la escuela primaria, la secundaria, etc. Pero, generalmente, no es un idioma que usemos a diario, todas las películas están dobladas al castellano y no tenemos la costumbre de usarlo para nada. Entonces, cuando un extranjero nos pregunta algo por la calle nos paralizamos, empezamos a sudar intentando recordar lo que ese profesor nos repitió durante años y nos sentimos tan incómodos como esas personas que viven en pueblos donde no se usa el castellano.

En definitiva, los idiomas hay que practicarlos regularmente para poder usarlos sin siquiera tener que pensar, da igual si es un idioma muy parecido al tuyo o completamente distinto, cuanto más lo practiques mayor fluidez tendrás y más cómoda te sentirás hablándolo.

Si tú también quieres hablar fluidamente en otros idiomas y pasarlo bien charlando con nativos, sigue este enlace.
Si buscas profesor de algún idioma, puedes encontrarlo en nuestra página web.

¿Y tú? ¿Practicas regularmente? ¿Te sientes cómoda hablando en otros idiomas? Comparte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, en los eventos presenciales semanales o en el Brunch & Language Exchange del domingo 30 de mayo. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning
Hace un tiempo, en un intercambio de idiomas, estuve hablando con un chico de Estados Unidos que dijo que para él no era importante aprender otros idiomas ya que el inglés se está volviendo el idioma universal y allí donde va puede comunicarse «casi» sin problemas. Por lo que solo iba a los intercambios de idiomas para socializar.

Eso me hizo pensar en mi experiencia en los intercambios de idiomas… Los empecé porque, después de años viviendo en el extranjero, quería mantener los idiomas aprendidos y, para mí, la única manera es practicando regularmente. Pero me di cuenta de que no solo estaba practicando idiomas, sino que también estaba creando nuevos grupos de amigos (para mí y para muchas otras personas).

Socializar es un muy buen motivo para participar, aunque ¡hay muchos otros motivos que animarían a cualquiera! ¿Sabes que aprender idiomas tiene muchos beneficios? Por ejemplo, se ha demostrado que es menos probable que se produzca demencia si eres bilingüe. Además, está probado que las personas que hablan dos idiomas o más son mejores en la multitarea y que el coeficiente intelectual aumenta con cada idioma que aprendemos.

Así que, si todavía dudabas de si empezar a participar en este tipo de eventos, hay muchas más razones para hacerlo de lo que pensabas. 

¿Quieres socializar? ¿Quieres hablar otros idiomas con fluidez? ¿Quieres aumentar tu coeficiente intelectual? ¡Sigue este enlace!
Si buscas profesor de algún idioma, puedes encontrarlo en nuestra página web.

Puedes hacer todo esto y más con nosotros, ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, o en el Brunch & Language Exchange de este domingo 25 de abril.
Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning
Durante un Brunch & Language Exchange, me senté en una mesa donde se practicaban inglés, español e italiano; cada una de las 4 personas con niveles variados. Aunque todos nos podíamos comunicar, había un chico que casi no hablaba, así que a cada pregunta que hacíamos, yo le pedía que él fuese el primero en responder. Él, a su vez, declinaba la preferencia y pedía que fuese otra persona la que respondiera primero.

Al cabo de un rato, viendo que realmente no estaba practicando los idiomas que había venido a practicar, me dijo: «Es que contigo delante me da vergüenza, porque hablas todos los idiomas perfectamente». Yo me reí y le respondí que agradecía el cumplido, pero que nadie habla ningún idioma perfectamente. Él me miró con cara incrédula y le pregunté: «¿Nunca cometes errores en tu idioma nativo?«. Por supuesto su respuesta fue «sí». 

No debería decir esto porque me dedico a la enseñanza del español, pero yo soy la primera en cometer errores en mis dos idiomas nativos, el castellano y el catalán. En ambos por influencia principalmente del otro, pero a veces también por influencia de los otros idiomas que hablo y otras veces porque simplemente no me viene la palabra a la mente. Esto no es algo de lo que avergonzarse, es algo totalmente normal y que le pasa a todo el mundo.

Participar en intercambios de idiomas es la mejor manera para perder el miedo a salir de la zona de confort y realmente aprender un idioma. Practicando el idioma con nativos se mejora el vocabulario, la fluidez, las expresiones, la pronunciación… Además, cuanto más se practica, más fácil resulta pensar en ese idioma, lo cual suele llevar a cometer menos errores (aunque recuerda que somos humanos y sin duda los vamos a cometer en cualquier idioma 😉). 

Si tú también quieres hablar otros idiomas con fluidez y pasarlo bien charlando con nativos, sigue este enlace.
Si buscas profesor de algún idioma, puedes encontrarlo en nuestra página web.

¿Y tú? ¿Practicas regularmente? ¿Te sientes cómoda hablando en otros idiomas? Comparte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, o en el Brunch & Language Exchange de este domingo 11 de abril. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning
Hace unas semanas, en el Bar Online, hablé con una chica española que está aprendiendo italiano. Lleva unos meses yendo a clases y todavía no se siente segura al hablarlo. Me preguntó cuánto tiempo había estudiado yo italiano, mi respuesta fue «3 meses». Ella se sorprendió y me preguntó cómo lo había hecho para aprenderlo tan rápidamente. A lo que respondí: «una cosa es estudiar y la otra ¡aprender!«. 

Me mudé a Italia en 2006 sin saber nada de italiano (aparte de «ciao», «birra» y «grazie»). Hice un curso intensivo de 4 horas diarias de lunes a viernes durante 3 meses y, al salir de clase, intentaba no hablar otros idiomas, aunque mi italiano fuese penoso al inicio, lo usaba a todas horas y con todo el mundo, incluso con extranjeros.

Al poco tiempo de llegar a Italia, comencé una relación con un italiano, lo que me ayudó un montón a mejorar mi acento (aún ahora algunos italianos me preguntan si soy de Florencia). Viví allí durante un año y al volver a Barcelona, mi ragazzo se vino conmigo, por lo que seguí usando el italiano en casa durante un par de años más.

No aprendí italiano en 3 meses, ese fue el tiempo que invertí en mis clases. Pero hice muchísimas horas de prácticas. De hecho, hice tantas que hasta ¡olvidé mis otros idiomas! Al volver a España, era incapaz de hablar castellano, lo había descuidado durante un año y necesité un mes para recuperar mi confianza y fluidez.

Como siempre digo, los idiomas hay que practicarlos regularmente para poder usarlos sin tener que pensar, incluso si es tu idioma nativo. El único modo de aprender rápido es echándole horas. Cuanto más lo practiques mayor fluidez tendrás y más cómoda te sentirás hablándolo.

Si tú también quieres hablar otros idiomas con fluidez y pasarlo bien charlando con nativos, sigue este enlace.
Si buscas profesor de algún idioma, puedes encontrarlo en nuestra página web.

¿Y tú? ¿Practicas regularmente? ¿Te sientes cómoda hablando en otros idiomas? Comparte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, en el Paella & Language Exchange de este sábado 3 de abril o en el Brunch & Language Exchange del domingo 11 de abril. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 

Un abrazo,
Aina
0

Language Learning, Spain Trips

Hace algunos domingos, en el Brunch, estuvimos practicando italiano en la mesa que me senté. Conversamos de muchos temas interesantes durante las tres horas de intercambio de idiomas. En un cierto punto, alguien me preguntó: «¿Alguna vez has hecho el ridículo por no saber pronunciar bien una palabra en otro idioma?«. Por supuesto mi respuesta fue: «Sí».

Aquí mi historia, de cómo hice el ridículo delante de mis ex suegros italianos:
Llevaba poco tiempo en Italia, solo un par de meses, por lo que mi italiano todavía no era muy bueno. Ese también era el tiempo que llevaba saliendo con Riccardo. Nos habíamos conocido en un bar, él era el coctelero y nos enamoramos casi a primera vista (digo casi porque fui muchas veces para asegurarme de que me había visto). Empezamos a salir la noche de Halloween (quizás una premonición de lo que sería esa relación, pero esta es otra historia). Y al poco tiempo ya quiso presentarme a sus padres, yo le di largas hasta que me dijo que era el cumpleaños de su madre y que quería que yo también fuese a la celebración. No pude negarme, así que me arreglé al estilo italiano, o sea vestidito, tacones, maquillaje… pero todo bien pijo (los que me conocéis sabéis que suelo ir bastante formal, pero Riccardo decía que las españolas, yo incluída, parecíamos muy hippies).

Total, que allí estaba yo, hecha un picel, poniendo a prueba el italiano que había aprendido en dos meses de clases, con los nuevos suegros que acababa de conocer. Estaba tremendamente nerviosa, así que hablé muy poco, pero cuando llegó el camarero tuve que abrir la boca para pedir mi comida. Bien, para los que no habléis italiano, os diré que es MUY importante remarcar las letras dobles, es decir si hay dos «n» seguidas, o dos «m», «l», «s», da igual la letra, si hay dos juntas, hay que pronunciar las dos, porque el significado de la palabra puede cambiar. Yo quería pedir los macarrones «all’arrabbiata» (se podría traducir como «enfadados», básicamente llevan un poco de picante), pero en lugar de pedir «le penne all’arrabbiata» me pedí «pene all’arrabbiata», lo que viene a ser un pene enfadado…

Todos abrieron los ojos como platos y mi suegra, alzando la voz, le repetía al camarero que lo que yo quería eran los macarrones. Yo me quería morir de la vergüenza. Creo que no hablé más en toda la incómoda velada.

Ahora lo recuerdo y me río, pero en ese momento lo pasé fatal. Lo bueno es que aprendí la importancia de la pronunciación. Esto no se aprende con los libros ni con las aplicaciones, se aprende hablando con nativos.

Si tú también quieres pasarlo bien charlando con nativos del idioma que quieres mejorar mientras disfrutas de una deliciosa comida, sigue este enlace.

Y tú, ¿alguna vez has hecho el ridículo por no saber pronunciar bien una palabra en otro idioma? Compárte tu historia con nosotros ya sea en los Intercambios de idiomas ONLINE, en el Paella & Language Exchange de este sábado 3 de abril o en el Brunch & Language Exchange del domingo 11 de abril. Y si quieres ver tu historia publicada, nos la puedes mandar a info@speakquick.es 


Un abrazo,
Aina

0

Special Dates
El 8 de marzo de 1908, en Nueva York, trabajadoras del sector textil de la fábrica Cotton de Nueva York se declararon en huelga para reivindicar mejoras en sus condiciones de trabajo. En conmemoración de esta fecha, los grupos socialistas lograron que se declarara esta fecha como el Día Internacional de la Mujer.

Sin duda, la sociedad y la evolución de la mujer en esta es un hecho. El post de hoy, lo escriben cuatro mujeres muy diferentes, pero unidas por algo más poderoso que la discriminación, el machismo y la desigualdad: el amor.

Daniela Piovezan @piove_dani

He crecido en una burbuja de machismo disfrazado, en el que a la mujer hay que cuidarla y protegerla, como un bien valioso que no puede mancillarse, ni física ni moralmente. En una sociedad cargada de protocolos y guiones. Una jaula adornada, acolchada y segura. Ya no me quejo. No me quejo porque lo que me enseñaron, no fue nada más que lo que les fue enseñado y no es momento de encontrar culpables.

Es momento de aprender del pasado, enfrentarse a los miedos, seguir adelante, creando una nueva historia y nuevas lecciones. Es momento de celebrar. Celebremos las conquistas. Las conquistas de tantas mujeres que entraron en nuestra historia, me llenan de admiración por su ejemplo de lucha, resistencia y superación.

Las batallas diarias de todas y cada una de nosotras por tener una vida plena. Celebremos la fuerza que impulsa la lucha por los mismos privilegios, y por qué no, también los deberes.

Celebremos la igualdad. La igualdad de importancia, no de esencia. La igualdad de oportunidades y derechos. Celebremos las diferencias.

Las diferencias que complementan y construyen. Las diferencias que dejan ver la belleza de los matices. Celebremos la libertad. La libertad de ir, hacer o ser lo que se desea. La libertad de tener hijos o no. De peinarse, maquillarse, depilarse, arreglarse… O no. Seducir y ser seducida. Ir sola o acompañada. Enseñar la rodilla, la mejilla o el pecho. Jugar al fútbol, billar o ajedrez. Que te guste el rosa, azul o amarillo, sin distinción alguna, ni porque un color u otro signifique nada.

Celebremos lo que cada una puede aportar como ser humano, con sus genes, caracteres e historias.

DSO  @dsowriter

Me alegra profundamente, que las mujeres nos unamos por causas y que nos apoyemos en todo. Lo que me duele, muchas veces, es que parecemos competidoras, más que amigas. Seguramente, la educación retrógrada, tiene mucha culpa de ello. Pero es así, no lo entiendo, ni lo entenderé nunca, pero la unidad entre nosotras, no siempre hace la fuerza.

Es algo que me duele, pero lucho cada día para que esto cambie. Tenemos estigmas en nuestra piel, que nos causan dolor sin poder entender el porqué. Pero la realidad, es solo una, en toda esta lucha de cientos de años, contra las injusticias por una sociedad, en que la mujer estaba más que sometida por la presión sin razón del hombre, nos ahogo de tal manera, que creo que incluso hoy… Sigue siendo un problema.

Luchamos, salimos a la calle, algo que era impensable. Hablamos y decimos lo que pensamos, sin tener el miedo en el cuerpo para que nos anulen e incluso, nos maltraten. La vida no siempre es justa. Con la mano en el corazón, coherente de aquello que digo, el hombre, hablando de género masculino, no ha sido justo con la mujer. Éramos de una “categoría” inferior, nuestra voz, nuestros deseos y aquello que realmente necesitábamos no era tomado en consideración. Creando mella en nuestra vida y pensando, que realmente tenía que ser así.

Pero, a lo que os decía, las mujeres tenemos que unirnos sin ningún tipo de separatismo, apoyarnos para lo bueno y lo malo, aunque no estemos complemente de acuerdo. Sin duda, el dicho “La Unión Hace La Fuerza”, tendría que ser nuestra doctrina, para ponerle un par de ovarios a cualquier personaje que nos quiera menospreciar, solo por la condición de ser mujer.

Somos mujeres libres, luchadoras, con las ideas de una vida independiente creada por nuestras propias elecciones, sin una mano acusadora de aquello que “tenemos que hacer”.

Hoy quiero brindar, y aunque si un buen amigo habló sobre esta forma de celebrar, le robo, con todo mi cariño y respeto, su idea.

Brindemos con un buen Cosmopolitan:

Brindo por todas las madres solteras.

Brindo por esas directivas de empresa, que renuncian a tanto, que no es poco, por la única condición de ser mujer.

Brindo por cada una, que sin miedo ha escapado del hijo de puta que le alza la mano.

Brindo por todas aquellas, que saldrán a la calle el ocho de marzo defendiendo nuestros derechos.

Brindo por las mujeres, que de la paciencia hicieron una virtud.

Gracias a todas por ser mujeres.

Ivonne Tarracó @iua_tc

A todas las guerreras

Tengo un día, pero me vale. Tomo las calles, sin miedo, convencida de lo que hago y del porqué estoy aquí. Se lo debo a ellas, a mi madre, a mi abuela, a todas las mujeres que no tuve el placer de conocer, y que me abrieron paso y marcaron el camino a seguir. Cargo con mis propios frentes abiertos y lidio mis propias batallas, pero hoy me siento capaz de parar a todo un país. Sigo adelante con mi estrategia y cuento con un gran número de efectivos. Nos abanderan los mismos propósitos y nuestro himno nos ha conducido hasta aquí. Tal vez intenten desalentarme y desautorizarme, o pongan en duda mis intenciones y mis capacidades, puede que cuestionen mi criterio o simplemente, no me tomen en consideración, pero seguiré ahí, al pie del cañón. Avanzaré con paso firme y decidido, ganando terreno por méritos propios, buscando nuevos aliados cada día hasta que se me olvide el motivo por el cual estuve hoy aquí. Espero poder dejar atrás las causas perdidas y ser capaz de armarme del valor suficiente para sacrificarme por todos/as aquellos/as por los/las que vale la pena luchar. Ya sé que no va a ser fácil, puede que en algunos momentos me tiente la idea de abandonar, pero lo hago pensando también en las generaciones futuras, las presentes nos tenemos que atrincherar. Así pues, me abasteceré de lo propio y lo prestado, lo innato y lo adquirido, dispondré de todos los recursos a mi alcance y de un tiempo que no siempre resulte ser preciso, para poder lograr, al fin, la tan ansiada victoria. Y si en el peor de los casos, cayera o resultara herida, sé que cuento con el apoyo de un sinfín de manos amigas que blindarán mi corazón del coraje necesario para ponerme de nuevo en pie. Reconociéndome imperfecta y vulnerable, curtida por los embates de la vida y aleccionada por ellos, desde la ilusión y con honestidad, dejo constancia de cuáles son mis reivindicaciones, porque son estas y no otras, y no tengo intención alguna de cambiarlas: 

Reivindico un lugar en el mundo, mi lugar, el nuestro.

Reivindico un salario digno, igualitario y justo.

Reivindico más horas compartidas y minutos en soledad.

Reivindico las mismas oportunidades que ellos.

Reivindico la libertad, la igualdad y la justicia.

Reivindico el derecho a decidir y a emocionarme, a aprender y a equivocarme, a luchar y a rendirme, a triunfar y a fracasar.

Reivindico lo humano por encima de cualquier género.

Reivindico el amor en todas sus formas y expresiones.

Reivindico el respeto y mi propia vida.

Reivindico el poder ser yo misma.

Lara de Mena  @laradmena

Escribir sobre el día de la mujer, me lleva rápidamente a pensar en la lucha por la igualdad con el hombre, la desigualdad salarial, la violencia de género y un largo etcétera de batallas, que no hay que abandonar. Todo ello cierto es, aún vivimos a remolque de muchas lacras en nuestra sociedad, dando mi total apoyo a quién hoy saldrá a las calles para reivindicarlo. Pero yo desde mi humilde pupitre, quiero que mis palabras vayan dedicadas a remarcar para sacar a la luz, todo aquello que también sabemos y a veces obviamos…


Mujer, todo el mundo sabe su significado morfológico, pero ¿y el significado oculto? Mujer es sinónimo de pasión, sentimiento, valentía, fuerza, dignidad, coraje, inteligencia, fortaleza emocional, empatía y sufrimiento (sí, sufrimos y a veces mucho, pero porque tenemos la capacidad de sentir).


Hay una palabra que engloba el sentir de una mujer, es el amor. Amor por lo que hace, amor por como lo hace, amor por quien la rodea. La belleza, sus amigos, su soledad, independencia, fragilidad, por su liderazgo, sencillez, al fin y al cabo, ¿qué hay más importante?


Soy una mujer soltera, sin haber pasado nunca por el altar, no he vivido el nacimiento de un hijo, ni he conseguido un puesto directivo. No obstante, todo esto, lo vivo con la alegría de saber que estoy rodeada de amor. Con la necesidad de repartir y compartir, por ello, hoy, ocho de marzo, me voy a levantar con el único objetivo, de agradecer a todas aquellas mujeres bellas que forman parte de mi vida, a las que quiero y admiro. ¡Lo valéis y lo sabéis! ¡GRACIAS!



Del blog Sin hipocresías por Dolors Siles

https://sinhipocresias.wordpress.com/ 

0

Barcelona Tips, Language Learning

Llevamos 3 años intercambiando idiomas cada viernes. Esto ha sido posible gracias a la fidelidad y confianza que los miles de asistentes, miembros y seguidores habéis depositado en nosotros. Por lo que queremos agradecéroslo celebrando una fiesta para y con vosotros 🙂 Tendrá lugar el viernes 13 de Octubre en el Bar de la Estación de Francia (lugar habitual de nuestros eventos). La fiesta empezará después del intercambio de idiomas habitual y durará hasta las 2am!

¡Ven a celebrar el aniversario con nosotros!

Además, si nunca has sido alumno de Englishcafe Barcelona te ofrecemos la posibilidad de probar una de sus clases de forma gratuita y sin ningún tipo de compromiso. Podrás inscribirte a la clase de inglés gratis el mismo viernes hasta las 22:30h. La clase será el viernes 20 de octubre.

Ven a la fiesta del tercer aniversario y ¡consigue tu clase!

0

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies